7.5.05

Marcados por su pasado

Una leyenda olvidada explica que una tribu de indígenas salvajes, de facciones caucásicas, practicaba rituales paganos con electrodomésticos de segunda mano y tercer pie. La armonía antropológica de cantar al cielo azul sirve para iniciar a los jóvenes guerreros que quieren explorar el mundo exterior. El jefe del poblado no es un hombre sabio pero lleva el sombrero más ridículo del planeta y eso le permite dar los últimos consejos.

"recordar adolescentes de mierda que sois todos una panda de cretinos"

"¿eh? ¿pero que dice este tío?"

"si veis un pino, no lo dudéis, mearle encima"

"¿eing?"

"Si, sois descendencia de los primeros mea-pinos de la comarca. Y si veis una vía de tren, pues os cagáis en medio. No quiero excusas, aunque no tengáis diarrea"

Los chicos se miran entre ellos, no entienden nada.
El jefe de la tribu da media vuelta y se va.

"hala, iros todos a cagar a la vía del tren"

Los guerreros han leído mucho y son críticos con la autoridad; son jóvenes y las hormonas bailan una danza frenética justo debajo del ombligo, sólo tienen ganas de sexo salvaje (pero sin descartar el sexo domesticado tampoco).

"la tradición es la personalidad de los imbéciles"

"es verdad, ¿porque tenemos que hacer nada en lo que no creemos?"

"vamos a follar"

"sí, sí, vamos palla"

"venga nenes, el mundo está lleno de tías calientes, a tomar por el saco las costumbres ancestrales de los muertos reprimidos"

"yupiii, ñaca ñaca"

"HEY, un momento"

"¿que pasa?"

"¿que quiere este? ¿porque se sube la bragueta?"

"no somos nada originales, esto de ir a la ciudad para chingar es de una vulgaridad mayúscula. Todo el mundo lo ha hecho cuando es joven. No somos tan transgresores como nos pensamos"

"¿eing?"

"sí, no hacemos nada más que seguir una tradición piojosa. Una ley no escrita. Ir a buscar un agujero dónde eyacular, por favor, estamos hechos una pandilla de borregos desesperados. Nos creemos los revolucionarios del universo y no hacemos más que seguir la corriente del río, el guión de siempre"

"ostia"

"es verdad, parecemos orangutanes"

"joder, que patético"

"hmmm"

"......"


"un momento, no todas las tradiciones tienen que ser necesariamente malas"

"¿eing?"

"sí, es verdad, descartar todas las tradiciones de por sí es arbitrario y aberrante. Es crear un mecanismo sectario y dogmático"

"ciertamente, se tiene que saber distinguir entre las imposiciones caducas y desfasadas y la personalidad colectiva de nuestros ancestros más osados"

"sí, quien pierde los orígenes pierde la identidad"

"viva el nacionalismo bien entendido, vamos a follar"

"sí, sí, vamos palla"

"venga tios, que las erecciones de hoy son un homenaje a nuestros antepasados"

"yupii, ñaca ñaca"




Y así es como gracias a la racionalización de la promiscuidad juvenil que la procreación de la tribu de los mea-pinos quedo totalmente garantizada.

COMENTARIOS