17.2.05

El tren in vitro


El tren en blanco y negro
Se deslizaba por las viejas vías grises;
penetrando en un paisaje sin colores
ni caricias de precalentamiento sexual.

La vegetación era seca,
la fauna inexistente,
como disecada y con una sonrisa congelada;
el aire sucio y transparente
como sólo puede serlo
en cajas cerradas por gente que ya ha muerto.

Dentro el vagón hay gente que no habla,
gente callada y que mira la ventana y no por la ventana.
La compañía silenciosa es buena,
si el silencio que callan es el mismo.


Un abuelo con rostro de jardinero
calla un silencio largo y profundo.
Parece inteligente pero es obtuso de nacimiento
y si no dice nada nadie se da cuenta

Una mujer joven calla con un ademán pretencioso,
se cree interesante y seductora;
lleva unas medias de seda semitransparentes
pero con sus piernas de futbolista lesionado
no puede lucir las extremidades inferiores
y menos dentro de un recinto tan reducido.

Todos los personajes hacen el papel que le corresponde,
El viejo tiene una actitud taciturna,
con principios de negligencias seniles de lo más oportunos.
La chica desprende un aura melancólica
y ausente de lo más creíble,
cuando en realidad nunca piensa en el ayer
y es consciente de todo lo que pasa.

Entrada sorpresa por un túnel oscuro y negro.
El paisaje triste ya ni existe, todo es invisible.
Unos pasos andan por el pasillo,
el revisor lleva el pene dentro de los pantalones
¿porqué? ¿si nadie lo ve porque no se lo saca?
¿es que no ha oído ningún chiste de túneles?
¿o espera que el viejo se folle la chica quizás?

Ruido de cuello aclarándose.
El revisor anda sin destino pero no enciende la linterna.
El túnel se acaba tan pronto como ha venido.

¿que hace la chica con las calcetas en la mano?
¿y porque tiene las piernas de futbolista lesionado tan abiertas?
Pone cara de sorpresa.
No hay habido multi-orgasmo furtivo;
ni siquiera un magreo de aprovechado.
El revisor salio por la tangente y de la cabina,
estaba rojo y se tocaba las nalgas.
El viejo pasa la página del diario maquinalmente.
La chica piensa y piensa y vuelve a pensar

EL VIEJO!!!!!!

¿que hace el viejo leyendo un diario?
Si además, todo estaba oscuro sólo hace unos segundos
Esta disimulando,
El viejo con cara de jardinero ha eyaculado
y lleva los pantalones bajados hasta los tobillos.

Él sabía el chiste del tren en el túnel largo,
pero el muy idiota lo sabía mal.

Meses más tarde un bebe con pañales
mira la hierba verde por la ventana.
El revisor es el primer padre-madre
por culpa de un sentido del humor incomprensible.


DEJARON COMENTARIOS